Header Ads

Rusia 2018 | Suecia 0 Inglaterra 2

Inglaterra se mete en semifinales con dos cabezazos y un fantástico Pickford

El portero sueco Olsen y el defensa Krafth tratan de impedir el remate de Sterling. / REUTERS / CARLOS GARCÍA RAWLINS
El portero sueco Olsen y el defensa Krafth tratan de impedir el remate de Sterling. / REUTERS / CARLOS GARCÍA RAWLINS

  • La selección de Southgate, sostenida por su excelente portero, elimina a Suecia con goles de Maguire y Dele Alli (0-2)

Hay noticia en Rusia. Ya se había gestado en anteriores partidos, como el de Colombia, pero se confirmó por completo en Samara. Inglaterra tiene portero. Después de mil años y pruebas no del todo afortunadas, la selección de Gareth Southgate ha encontrado un fantástico guardián.

El joven Jordan Pickford, que lleva apenas dos años en la élite, sostuvo a los ‘pross’ este sábado en los momentos más complicados. Los cabezazos de Maguire y Dele Alli pusieron el resto para tumbar a una Suecia combativa pero limitada (0-2).

A 'semis' 28 años después
Inglaterra jugará la tercera semifinal de su historia en un Mundial, un dato que demuestra las tremendas dificultades que han tenido los inventores del fútbol para dejar huella en el torneo de mayor prestigio. En 1966 acabaron logrando su único título y en 1990 cayeron en los penaltis ante Alemania con fallos de Stuart Pearce y Waddle.

Aquella generación comandada por Platt, Gascoigne y Lineker ha encontrado unos dignos sucesores en un grupo imberbe que ha dado el salto cuando menos se hablaba de ellos. Ni siquiera necesitó este sábado al ‘pichichi’ Kane, que acabó el partido sin chutar a puerta.

Por el lado amable
No era, precisamente, el partido más atractivo del mundo para unos cuartos de final, pero Inglaterra y Suecia habían demostrado unas armas perfectamente válidas para situarse entre las ocho mejores del mundo. 

Los ‘pross’ entraron en el lado amable del cuadro gracias a la sospechosa derrota en el último partido de la primera fase contra Bélgica, mientras los escandinavos comandaron un grupo con rivales como Alemania y México, lo que aporta un mérito descomunal a su torneo. En octavos, los británicos tumbaron a Colombia en los penaltis y los amarillos dejaron fuera a Suiza en otro duelo de escaso glamour.

La estrategia y el balón parado
En Samara se esperaba un duelo por las alturas. Los precedentes apuntaban a una batalla de altos vuelos, no tanto por la calidad de ambos contendientes, sino más bien por su amor por las jugadas aéreas. La estrategia y la concentración defensiva debían ser clave para seguir adelante.

Y en ese cometido nadie se desenvuelve mejor que el conjunto de Southgate, un seleccionador que ha convertido cada esférico al área en un drama para los rivales. Funcionó con adversarios de menor entidad como Panamá y Túnez, pero también con otros de mayor calado. Ese valor es mérito de un estratega que vive su profesión con enorme dedicación.

Córner y gol de Maguire
El seleccionador inglés no cambió ni una sola pieza de los octavos. Repitió once y Kane fue el primero en avisar con un tiro raso que se marchó fuera (m. 19). Avanzó el choque con una Suecia temerosa y una Inglaterra con más convicción que se puso por delante, cómo no, tras un córner cabeceado por Maguire.

El central del Leicester entró como una locomotora al remate para situar el 0-1 a la media hora. Los ‘pross’ pudieron liquidar el choque antes del descanso, pero Sterling, siempre gafado con la selección, desperdició una ocasión clarísima ante el meta sueco. Segundos antes había errado en una posición similar, pero la jugada estaba anulada por fuera de juego.

Tres paradones
La segunda mitad se resume en un nombre: Jordan Pickford. El meta del Everton, de 24 años, estuvo descomunal. Nadie pudo con él. Empezó desviando con la mano izquierda un cabezazo de Berg (m. 46), sacó después la derecha para desbaratar el remate de Claesson (m. 61) y culminó su recital con un despeje providencial en otro tiro de Berg (m. 71).

En medio de esa exhibición Dele Alli firmó el 0-2 con otro testarazo (m. 58) que acabó de agrietar a Suecia, la selección que dejó fuera de Rusia a clásicos como Holanda e Italia. Nunca se entregaron los escandinavos, pero no había nada que hacer este sábado. Pickford cerró con llave.

Suecia, 0  - Inglaterra, 2
Suecia: Olsen (5); Krafth (5), Lindelof (4), Granqvist (4), Augustinsson (5); Claesson (6), Larsson (4), Ekdal (5), Forsberg (4); Berg (5) y Toivonen (4). Entrenador: Janne Andersson (4). Cambios: Guidetti (5) por Toivonen (m. 66); Olsson (5) por Forsberg (m. 66); Jansson (sc) por Krafth (m. 84).

Inglaterra: Pickford  (9); Walker (5), Stones (7), Maguire (8); Trippier (6), Dele Alli (7), Henderson (8), Lingard (7), Young (6); Kane (6) y Sterling (4). Entrenador: Gareth Southgate (8). Cambios: Delph (sc) por Dele Alli (m. 76); Dier (sc) por Henderson (m. 84); Rashford (sc) por Sterling (m. 91).

Goles: 0-1 (m. 30) Maguire cabecea un córner; 0-2 (m. 58), Dele Alli, de cabeza tras un pase de Lingard.

Árbitro: Bjorn Kuipers (5), holandés.

Tarjetas: Maguire (m. 86), Guidetti (m. 87), Larsson (m. 94).

Estadio: Samara Arena (39.991 espectadores).
Tomado de Elperiodico

No hay comentarios.

No Te Olvides de Comentar!

Con tecnología de Blogger.