Header Ads

Rusia 2018 | Rusia 2 Croacia 2

El fútbol fue justo, Rusia a la calle


  • Los anfitriones se despiden desde el punto de penalti
El juego de Rusia no fue tan rácano en esta ocasión como lo fue ante España, pero frente a Croacia también renunciaron al ataque pensando en que tendrían su oportunidad. Croacia propuso más, Modric fue el mejor de la medular e incluso Cherchesov falló con los cambios claramente. El resultado, con mucha agonía, no pudo ser otro que el pase de los balcánicos a las semifinales. Larga vida a Modric.

Obviamente, Rusia puede jugar con el estilo que libremente elija y que mejor resultado le pueda dar, pero los árbitros deben poner un límite al juego duro que han llevado a cabo en algunos momentos del mundial. Ante España ya frenaron en situaciones concretas a los de Hierro con mucha dureza y frente a Croacia, cometieron faltas duras que no acarrearon amarillas. El reglamento debe ser igual para todos.

Denis Cheryshev llegó al Mundial sin hacer mucho ruido y desde el primer día, alzó la voz en el terreno de juego. El del Villarreal se ha convertido en uno de los más destacados del torneo, suma cuatro tanto y ante Croacia estrenó el marcador con uno de los goles del Mundial. Rusia tuvo la suerte de superar a España, pero haber dejado fuera del once a Cheryshev, era para hacérselo mirar, igual que quitarlo a falta de más de 20 minutos para el final del duelo ante Croacia.

Mandzukic, siempre en mi equipo. El punta croata marcará más o menos goles, pero de lo que no hay duda es que da aire a su equipo, es generoso en el esfuerzo y complica la vida a la zaga rival como pocos. Con sus movimientos da ayudas a sus compañeros constantemente, no se le caen los anillos a la hora de defender y los defensas saben que no pueden dudar un segundo porque si lo hacen, pierden el esférico.

Poco más se puede decir de Modric. El croata puede ser el mejor centrocampista del mundo ahora que Busquets quizá haya bajado un poco el nivel. Luka es el ejemplo de que para jugar en la medular no hace falta recurrir el juego duro y que no es necesario hacer faltas constantemente para recuperar balones. Gracias a su inteligencia y visión del juego, sabe estar siempre en el momento perfecto.

Ignasevich cumplirá 39 años el día de la final del Mundial y Dzyuba, a pesar de no llegar a los 30, era un futbolista que llegó al torneo mientras buscaba equipo de cara a la próxima temporada. Los escándalos pasados le habían llevado a no contar con la confianza del técnico Cherchesov, pero sus goles le dieron la razón. Se hizo con la titularidad en la delantera por delante de las grandes estrellas rusas y además, se ha convertido en un héroe en su país. Por su parte, el defensa parece que dejará el fútbol tras un torneo en el que ha sido el mejor de la zaga de su equipo. Rusia se convirtió en una de las sensaciones del mundial con una plantilla bastante limitada.

Tras ver el partido entre Croacia y Rusia, todavía duele más ver a España fuera del torneo. Los de Hierro perdieron la oportunidad histórica de hacer algo importante en el Mundial. Rusia, un equipo que es cierto que ha aprovechado sus armas, pero que futbolísticamente deja mucho que desear, acabó con un equipo que debería seguir en el campeonato si hubiese hecho las cosas mínimamente bien.

Con Subasic sin poder casi caminar, después de que Vrsaljko pidiera el cambio por unos problemas en la rodilla y con Mandzukic arrastrándose sobre el verde al quedarse casi sin aliento, Croacia tuvo una Vida extra. El defensa apareció para rematar a gol un centro de Modric desde la esquina y poner a Croacia por delante en el marcador. Con numerosos heridos en el campo de batalla, los balcánicos se impusieron a todos sus males.

Pravaric cometió una innecesaria falta junto al pico del área por una mano y la acción terminó con el empate de Rusia tras un cabezazo de Mario Fernandes. Cuando Croacia tenía el pase en su bolsillo, un error infantil provocó los penaltis y el sufrimiento.

No hizo su mejor partido, pero Rakitic se merece una estatua en Zagreb, Dubrovnik, Split, Zadar o donde sea. El barcelonista volvió a ser el último en tirar en la tanda de penaltis y no falló. Con la calma que sólo tienen los grandes, el medio culé engañó a Akinfeev y dio el pase a Croacia a las semifinales del Mundial de Rusia. Se habla poco de él para premios individuales, debería ser más protagonistas.
Tomado de Marca

No hay comentarios.

No Te Olvides de Comentar!

Con tecnología de Blogger.