Header Ads

Rusia 2018 | Una preocupante Colombia

Hugo Illera
Hugo Illera
Colombia cayó 2x1 con Japón en el Mundial de Rusia, ante 40.842 aficionados en Saransk, de  los cuales más de la mitad eran colombianos. Se pudo notar por las camisetas amarillas y se pudo oír cuando todos cantamos el himno nacional. La fiesta colombiana fue antes del partido pues el anuncio de la alineación fue el presagio de lo que vendría después. Las desgracias llegaron en catarata. La nómina, presentada por Pekerman, fue una sorpresa puesto que en el seno del departamento médico existe la prohibición, del propio técnico, de no filtrar noticias y no se sabe si, en verdad, hay jugadores lesionados o no.
 

El inicio del juego fue fatal por la doble jugada de penal propiciada por un error de Davinson Sánchez y una mano de Carlos Sánchez para que Colombia comenzara perdiendo 1x0, con anotación de tiro penal de Shinji Kagawa a los tres minutos, y se quedara con diez hombres por la expulsión de Carlos.
Además, debut en esta clase de certámenes, de Davinson, Murillo, Mojica, Lerma e Izquierdo no fue nada afortunado. Colombia empató el juego con un cobro de tiro libre de Quintero y pudo igualar un partido que era de los japoneses.
Después de la expulsión de Sánchez, Pekerman se tomó 28 minutos para entender que debía equilibrar las cargas ingresando a un volante de primera línea. La sorpresa fue que a quien comisionó fue a Wilmar Barrios y no al promocionado Mateus Uribe. Y algo más, que quien salió fue Juan Guillermo Cuadrado que individualizó el juego producto, a lo mejor, de extrañar a James Rodríguez. En esa estuve de acuerdo con Pekerman.
El primer tiempo terminó igualado por el golazo de Quintero y eso, presagiaba una mejoría sustancial. Pero luego, Davinson y Murillo parecían pareja recién divorciada, Mojica no trascendió, Lerma se fue diluyendo, Izquierdo nunca estuvo y Falcao tampoco. El segundo tiempo fue una oda de Colombia a la ausencia de fútbol. Japón se apoderó del balón y no lo cedió nunca.
"Colombia perdió porque Pekerman no le pegó, esta vez, a nada"
La claudicación llegó con el gol de cabeza  de Yuyo Osako con un concurso de errores desde Falcao marcando por detrás, pasando por Arias que se dejó ganar en el salto y llegando a Ospina que se le olvidó salir a despejar el balón aéreo.
Ha sido, tal vez, uno de los partidos más discretos de la era Pekerman. Las ausencias de Zapata, Mina, Fabra, Aguilar, la expulsión de Sánchez, la presencia disminuida de James en el segundo tiempo y la sustitución de Cuadrado sentenciaron una derrota con justo merecimiento.
Colombia perdió porque Pekerman no le pegó, esta vez, a nada. Ni a la alineación, ni a los cambios, ni al planteamiento, ni al desarrollo del juego, ni a su interpretación. Y porque, esta vez, sus pupilos se ahogaron en su propia incompetencia.
Tomado de Win Sport

No hay comentarios.

No Te Olvides de Comentar!

Con tecnología de Blogger.