Header Ads

Rusia 2018 | Serbia 0 Brasil 2

Brasil, la única favorita que no sufre


  • Más efectiva y enérgica que brillante, la favorita pasa a octavos impulsada por Coutinho y Neymar
La derrota alemana a media tarde puso en guardia a Brasil, otra favorita sin la vendimia hecha en la última jornada. La prensa de su país celebró los goles coreanos como propios, sin gana ninguna de encontrarse a la última campeona en los octavos. El trauma de 2014 aún duele y las revanchas a veces salen bien y otras no. Algunos jugadores de la canarinha no volvieron a ver nunca imágenes de aquel 1-7 que les echó de su propio Mundial con una herida de bochorno imborrable. Por tanto, mejor quitarse del camino al bloque de Joachim Löw, porque en Rusia la gran favorita está para ganar el título y no para vendettas. En vez de ese duelo majestuoso, historia pura del fútbol, los brasileños empezarán las fase del KO contra México, el próximo lunes en Samara. Su primer cruce y la determinación del equipo dirigido por Tite refuerzan su candidatura, a pesar de los sudores en los dos primeros encuentros. [Narración y estadísticas: 0-2]
Este miércoles se adelantaron pronto ante una Serbia con más pundonor que juego, limitada a los balones largos en busca de su fortachón nueve. Mitrovicdejaba atrás o a un lado en busca de segundas acciones, sin tener en cuenta que por esa zona se movía Casemiro, una aspiradora para atrapar pelotas. El seleccionador de la pentacampeona (seguirá con ese título Brasil tras la eliminación de Alemania, su perseguidor en el ranking histórico, con cuatro títulos) recuperó su musculoso doble pivote con Paulinho, aunque con los papeles más repartidos que en el debut contra Suiza, cuando barcelonista y madridista chocaban en espacios reducidos. El primero asomó por arriba con energía y optimismo, como el llegador que destacó en su club al inicio de la temporada. Tiró desmarques de delantero hasta que Coutinho, su compañero en el Camp Nou, le encontró a la espalda de la zaga serbia pasada la media hora. Tocó de punterita sobre el meta, en fina resolución. Buen gol.
Brasil apenas sentía un cosquilleo con las llegadas de los balcánicos, en forma de medio chilena de Mitrovic o chut mordido de Kostic. Más que sufrir utilizaba las intentonas serbias como botón de turbo para salir a la contra con los dos diablos que gasta en la mediapunta, la pareja más cara del mundo. Ambos se llevaron palos, sobrándole a Neymar dos volteretas en una zancadilla por la derecha. Él mismo se dio cuenta de la exageración y se levantó rápido para aceptar las disculpas de Ljajic. No necesita eso tan extraordinario jugador. De un córner que lanzó con astucia al primer palo salió la sentencia de la noche, en el momento que más calores pasaban los suyos, al comienzo de la segunda parte.

Ocasiones de Mitrovic

El emocionante arreón de Serbia, empujado por su esquina de aficionados, puso en serios problemas a la favorita, atrapada de repente en su área. Temblaba el Spartak Stadium. Dos ocasiones clarísimas acumularon los europeos en esa descarga de cinco minutos, ambas de Mitrovic. La primera, al rebote de un mal despeje de Alisson con el puño. Y la segunda al ganar la posición a Fagner, en ventaja por centímetros de altura. No acertó el ariete en un tramo de desgobierno brasileño. Bien puedo empatar Serbia y volver a gritar lo alocado del campeonato. Hay que recordar que Brasil venía amenaza con el despido en caso de derrota.
Al momento, después de fallar un contragolpe, Neymar puso en la cabeza de Thiago Silva el 2-0. El cabezazo del central, libre por el movimiento de Miranda, apagó a Serbia en la fiesta del decidido equipo de Tite. Con Bélgica e Inglaterra, las tres banderas que mejor ondearon en la primera fase.
Tomado de El Mundo

No hay comentarios.

No Te Olvides de Comentar!

Con tecnología de Blogger.